Multitud de multitudes

¿Quién no ha visto alguna vez en películas modernas, incluso en vídeos caseros de estos últimos tiempos, la típica imagen tomada con un dron que se eleva hacia lo más alto y mostrándonos una perspectiva de personas como si de hormiguitas se tratasen? Esta potente estampa nos asalta con dos preguntas sin respuesta y a la vez contrapuestas: ¿pertenezco a esa masa imparable que todo lo conquista y todo lo puede? o por el contrario.. ¿me encuentro sólo e insignificante ante el universo? Esto es, en cierto modo, una forma de plantear la eterna relación no exenta de conflicto, entre la comunidad y el individuo.

Ayer dejaba esta realidad el artista Joan Genovés a la edad de 90 años, autor de la famosa obra El abrazo (1976). Muchos lo conocen como el artista de la transición o el pintor de multitudes. Yo personalmente, lo recuerdo como el pintor de las personitas; seres humanos que desde una perspectiva aérea se ven pequeños, pero que en masa dan la sensación de que van a la caza de algo grande. Tengo que confesar que se siente una soledad tremenda en esa multitud, y pueden apreciarse personas frágiles unidas por un lazo ancestral que sienta sus raíces en la condición humana. Con tanta contradicción, este estilo no podía recibir nombre más acertado que el de “Movimiento Estático” 🙂

En los últimos dos meses las ciudades de todo el mundo se han vaciado de personas. Imaginar ahora el dinamismo que lograban las multitudes de Joan Genovés resulta menos interesante que imaginar como el artista habría reconstruido la composición para dar el mismo mensaje y trasmitir la misma sensación en tiempos de confinamiento. Eso si, desde mi punto de vista, es una tarea divertida e inspiradora.

Nando

14 views

© 2020 by The Wall Gallery